domingo, 27 de diciembre de 2009

Delirium Tremens (Rekiem for a Girl)

-Yo estaba en la tienda arreglando lo que me corresponde, osea, la ropa,y veía unos politos bien chéveres que de hecho le quedarían perfecto a mi pequeña -a ella todo le queda perfecto, ¿vale?-, pero mi pequeña es pequeña pe, entonces yo supongo que es talla small pero no sé si le entrará porque de tamaño si corresponde pero tiene las boobies bien grandes , haha, ella saca pecho por mí, preciosa mi chatita, pero también es un problema porque cuando caminamos por la calle todos los obreros la sirean y a mí me da celos y no sé qué hacer, la cosa es que estaba indeciso, osea,por el tamaño de todas maneras le entra pero puede ser que por las boobies le ajuste, no quería preguntarle porque quería sorprenderla a mi chiqui, casi llamo a su mejor amiga -que me odia- para que me dé su talla pero ya qué importó: por ella gasto el doble, así que le compré small y medium por siacaso, es que es encantadora, amo cada gesto que hace y estoy encantado de ella, siempre me abraza y me dice que me quiere, es ¡ya no más ya! lo máximo, ese regalo es lo mínimo que le puedo dar, estoy ansioso por entregrárselo verla y que me apachurre y se contente con el obsequio, estar entre sus brazos es estar entre las nubes, pero voy a seguir así porque quiere que le compre una ciudad y que la llama "Regiopolis" y yo estoy dispuesto a adquirírsela, ya estoy juntando y todo...

Los doctores, al otro lado de la ventana, donde él no los ve, deciden:

-Está loquito -dice uno-: Pabellón 18.

-Pero es de los tranquilos, que esté en el 17, para que pueda leer, escribir y jugar naipes.

-Sí, merece un buen trato - añade una doctora.

-No sé qué impresión te llevas tú, Fiorella, pero este loquito es buena vibra.

-Sí, sí lo es, estará bien en el 17, es inofensivo, sólo que sufre de obsesión, una ilusión del pensaminento, además se ha destemporalizado y desespaciado, una lástima.

El ahora paciente sigue su monólogo, haciéndole apologías y loas a su amada que ya no existe para él. Mientras se crea todo lo que dice estará bien.Hay que tenerle paciencia, comprensión y cariño.

-Hasta ahora recuerdo cuando la vi bajando las escaleras -y sigue hablando cosas que sucedieron pero que no sucederán jamás y que no son más que incoherencias. Y así seguirá. Vaya, cómo es el destino, ¿no?. Grita, sonríe, salta, ni cuenta se da de que está solo en un cuento, su cuento. Pronto lo acogeran los doctores.

1 comentario:

PeterPsych dijo...

tiempo hacia que no se te veia el pelo.. felicidades por el regreso.. y feliz 2010!!