martes, 30 de septiembre de 2008

Que sea antes de mi muerte, así sea!

Abro los ojos, mi cuerpo lo siento pesado y grasoso. ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Qué hora es? ¡Maldición! ¿Cuánto tiempo ha pasado entonces, qué día es hoy? Por la ventana entra luz, una lástima que no me ayude con la fecha el simple reflejo de los rayos del sol. Me destapo y salgo desnudo a la sala. ¿Botellas de vino, cajas de cerveza? ¿Miles de porros en el suelo? ¿Qué putamare ha pasado acá? El ruido de la lavadora me inquieta, ¿será la empleada (si es así puede ser hoy martes o jueves)? Me rasco el culo y camino hacia el baño para orinar. ¿Sangre, vómitos? ¿Qué carajo? Qué fecha será no sé, pero es el día de las sorpresas en el calendario seguro. Ahora también suena la licuadora, qué sucede...

-¿Quién está ahí? - grito entre el pasillo.

Escucho una sonrisita desde la cocina. Todo en mi mente está tan desordenado... Llego a la cocina y veo a una rubia en babydoll, ¿qué (¿de cuándo aquó una rubia? si mis favoritas son las bronceaditas)?

-¿Quién eres tú? - me sale un gallo al final de la pregunta.

-¿No te acuerdas, amorcito? - me responde con otra puta pregunta.

Hago un ademán de desconcierto...y... la memoria empieza a refrescar... Es la tipa esa de Guyana Francesa que trajo Alejando el viernes a la casa (¿cómo es el gentilicio de la gente de Guyana Francesa? Ni lo sé...). Pero... ¿¡ Por qué me dice "amor"!? Está ahí parada, preparando el jugo de fresas, volteando de rato en rato a verme y sonreirme... ¿qué he hecho?

-Vamos Tontín, que la boda empieza en unas horas, alista tus cosas, ya en un rato nos recoge el jet.

-¿JET? ¿A dónde íbamos? ¿Boda? ¡En qué lío me he metido! ¿Pero que le pasa a esta tía, en qué pasta está? Regreso al cuarto, con altos índices de desconcierto y encuentro su bolso al lado de la cama. Lo reviso y encuentro su pasaporte, efectivamente es de Guyana, no fallé. ¡Ajá! Un carnet de la BMW, título de gerente general; ahora comprendo lo del jet, es su jet. ¡Rayos!

-Ok darling, me alisto y me cuentas en el desayuno lo sucedido -disimulo lo que no sé, ni huevón, algo bueno he hecho por primera vez, y ¡sin saber! -¡Ha sido todo tan loco, por dios!

Viene hacia mí y me retiene en sus brazos.

-Claro que sí, mi loquito (carajo!) pero primero déjame hacerte una vez más feliz -dice y se pone de cuclillas, abre la boca y refresa todo menos mi memoria. ¡Dios mío, ya era hora! Parece que esta tía es una ricachona, que está encaprichada conmigo y que con ella me saqué la lotería, qué tal golpe de suerte, qué viva Hector Lavoe carajo!

2 comentarios:

Nohelia dijo...

Sueles olvidarte de todo lo que te toca??? o no deberia decir toca del verbo tocar... por que esactamente no es tocar...en fin!
Sos un vagabundo...
Y lo del Jet esta muy freak... te falto poner que iba a aterrizar en techo de tu casa...
Ahora tengo una pregunta...
De quien era la sangre y los vòmitos??? (puaj!)

vagabundo dijo...

te referías al sinónimo de tocar "coger". no entendía... es una ficción, no es algo que me haya sucedido :S se supone que el sujeto se llevó una parranda total el fin de semana y fue tan intensa la nota que ya no se acuerda nada, ha hecho miles de cosas, todas bajo su inconsciente, sin tener criterio de las decisiones que tomaba ni nada. entre esos actos estuvo una salida a discoteca con sus amigos, donde uno de ellos le presentó a la tipa guyanense (guyano-francesa, en fin no sé el genticilio, jaja) con la que hizo el "after"(la continuación de la fiesta) en su casa; además de sus amigos más íntimos; la sangre no se debe a procesos en el ciclo reproductivo de las mujeres, sino a un problema dérmico que tenía el sujeto y que lo hacía sangrar cuando se inflamaban los abscesos. se supone que es algo malo, "borrar cassette" es lo peor que te puede suceder, más aún cuando luego te encuentras con tus amigos y te hacen el recuento de todas las pavadas que has hecho, pero en este caso, a este sujeto, que más allá de la historia todo le iba mal por más que lo hacía bien, se le invirtieron las cosas y debido a una mala actuación (éticamente hablando) ha conseguido algo que jamás se esperó: el escape de su vida para el inicio de otra. él no sabe cómo le irá en el futuro, pero se va a arriegar. rayos, escribí la continuación, creo, jaja. ahora, no siempre me olvido de todo lo que cojo, mis personajes no necesariamente tiene que ver algo conmigo, a veces son mosaicos de personajes inéditos de barranco, lima, perú, a veces son encarnaciones literarias mías, a veces son ridiculizaciones o "dramatizaciones" (en el tren abunda la ficción) etc, pero este no es aún mi caso, jaja, todavía no llega el día de mi suerte, incluso así, qué viva héctor! gracias por el saludo! siempre valioso.