miércoles, 7 de enero de 2009

María Mía

María mía,

tú que me haces compañía

día a día

tú que estás

en los triunfos y

en las caídas,

que me relajas por la tarde

y me haces reir de tonterías

tú que enseñas el mundo

como un todo lleno de sabiduría

tú que eres fruto de la tierra,

de dios, eres

parte de mí,

y también de la creación.

4 comentarios:

BICHO DE CIUDAD dijo...

A pesar que se siempre está, aún no la dejan ser por completo.

Liberen a maría. (exclamación)

PeterPsych dijo...

Que buena esta poesía, me pregunto qué la debe haber inspirado (y expirado), jeje.

saludos!

vagabundo dijo...

Libérenla..!

picaflora de colores dijo...

jaja q buena! :D